viernes, 6 de julio de 2012

"¿Qué me quieres, amor?", de Manuel Rivas. LECTURAS PARA EL VERANO.

                         



Hace tiempo que leí este libro. No recuerdo ahora muy bien sus historias, pero las tengo de nuevo en espera de las horas lentas del verano. Quiero leerlo y no quiero leerlo de nuevo. ¿Y si no consigo enternecerme tanto como entonces? ¿Y si no me queda ese sabor dulce tras cerrar la última página?  Sé que hay que leer lento. 16 relatos para pensar, sentir y disfrutar.
Recuerdo la admiración que sentí por el autor que inventa un nuevo lobo-hombre, Boal (ahora descubro que lo decía el nombre: Boal-loba,. "Boal aullaba en la noche, cuando la niebla se despejaba...". ) Pertenece al relato Un saxo en la niebla, que fue uno de los que más me gustó.
Recuerdo el final impresionante de Solo por ahí, un viajante sin retorno, alejándose en el túnel oscuro mientras suena la música... Cuando suena la música, algo ocurre en este mundo de Manuel Rivas. Es como si se abriera la puerta al destino, al fatum , que llega y se hace dueño de la historia. 
La lengua de las mariposas es el segundo relato. José Luis Cuerda hizo una magnífica película a partir de él (aquí tenéis un pequeño trailer: La lengua de las mariposas.) Cuenta la historia de un maestro rural poco antes de la guerra civil. Los girasoles ciegos, que leí después, me recordó esta historia, y ese cuidado por lo que sentirá el que lee.
De El míster & Iron Maiden queda el sabor a sal del mar salvaje en la Costa da Morte, el marco de la difícil relación entre el hijo y el padre, la última imagen del hombre valiente ("El mar tiene mil ojos...El mar solo quiere a los valientes")  enfrentándose al mar rugiente, el mítico mar gallego, símbolo de vida y muerte. El paisaje gallego se hace dueño de las historias.
No quiero recordar nada más. Quiero disfrutar esta lectura otra vez. Creo que puedo leer con garantías suficientes de que me encantará de nuevo. (Un Premio Nacional de Narrativa también ayuda.) Aquí tenéis los dos primeros relatos, para que no perdáis tiempo. Cuando leáis el primero... sí, el final es tal y como pensáis: el narrador es el que ya no es, nos dice lo que siente el que no siente.

No os perdáis este libro. Sé que os gustará a todos: Conozco algo vuestro lado más sensible...



No hay comentarios:

Publicar un comentario