lunes, 23 de abril de 2012

DÍA DEL LIBRO, 23 de abril de 2012.

     
                      


 La lectura es puerta, camino, acceso, entrada. La lectura posibilita el conocimiento, permite aprender a lo largo de toda la vida, desarrolla al individuo como conocedor de la belleza, permite que sea creador de esa belleza, potencia criterios estéticos y éticos, permite el acceso a ideas y universos distintos, independientes del espacio y el tiempo. La lectura es fuente de experiencias y permite al individuo confrontar sus propias ideas con otras perspectivas y puntos de vista que pueden ayudarle a cambiar, crecer y mejorar.
 Quien escribe un libro os invita a entrar, probar, elegir, arriesgar, rechazar, caminar, soñar, vivir...LEER.
Hoy es el día del libro. Me gusta cómo lo celebran en  Cataluña, Sant Jordi: se regalan libros y rosas todo el mundo, niños y mayores, amigos y amantes, celebrando el afecto de unos a otros con el regalo más preciado, más simbólico: una rosa roja y un libro. El libro es considerado así una parte más del afecto. O así me gusta entenderlo. Pues, con afecto, dediquemos unos momentos a los mejores libros. Cada uno tiene el suyo propio, el que nos hace pensar, sentir, disfrutar. Pero hay libros que son patrimonio de la humanidad, son libros que hablan de todos nosotros.


Un libro: El Quijote. La Biblioteca Nacional nos ofrece esta magnífica versión interactiva.
                                  Biblioteca Nacional: El Quijote.
En el lateral tenéis enlaces de la Biblioteca a materiales curiosos relacionados con el texto.

Y antes que este, otro libro, el que se denomina "El libro", La Biblia. Dentro, pequeños tesoros de un valor incalculable. El poema de amor que inspiró a escritores de tantos y tantos siglos.... El Cantar de los Cantares. Os dejo un pequeño fragmento que me parece de los más hermosos (quizá os recuerde alguna de nuestras últimas lecturas: "nada hay nuevo bajo el sol"):
             
Capítulo 2: Cantar de los Cantares 2 ( La Biblia)

2 1 Yo soy el narciso de Sarón, el lirio de los valles. 
El Amado
2 Como un lirio entre los cardos 
es mi amada entre las jóvenes. 

La Amada
3 Como un manzano entre los árboles silvestres, 
es mi amado entre los jóvenes: 
yo me senté a su sombra tan deseada 
y su fruto es dulce a mi paladar. 

4 Él me hizo entrar en la bodega 
y enarboló sobre mí la insignia del Amor. 
5 Reconfórtenme con pasteles de pasas, 
reanímenme con manzanas, 
porque estoy enferma de amor. 

La apacible unión de los enamorados
6 Su izquierda sostiene mi cabeza
y con su derecha me abraza. 
El Amado
7 ¡Júrenme, hijas de Jerusalén, 
por las gacelas y las ciervas del campo, 
que no despertarán ni desvelarán a mi amor, 
hasta que ella quiera!


Visita del Amado al llegar la primavera
La Amada
8 ¡La voz de mi amado! 
Ahí viene, saltando por las montañas, 
brincando por las colinas. 
9 Mi amado es como una gacela, 
como un ciervo joven. 
Ahí está: se detiene 
detrás de nuestro muro; 
mira por la ventana, 
espía por el enrejado. 
10 Habla mi amado, y me dice: 
"¡Levántate, amada mía, 
y ven, hermosa mía! 
11 Porque ya pasó el invierno, 
cesaron y se fueron las lluvias. 
12 Aparecieron las flores sobre la tierra, 
llegó el tiempo de las canciones, 
y se oye en nuestra tierra 
el arrullo de la tórtola. 


13 La higuera dio sus primeros frutos 
y las viñas en flor exhalan su perfume. 
¡Levántate, amada mía, 
y ven, hermosa mía! 
14 Paloma mía, que anidas 
en las grietas de las rocas, 
en lugares escarpados, 
muéstrame tu rostro, 
déjame oír tu voz; 
porque tu voz es suave 
y es hermoso tu semblante". 


La oposición de los hermanos
Coro
15 Cacen a los zorros, 
a esos zorros pequeños 
que arrasan las viñas, 
¡y nuestras viñas están en flor!

Respuesta decidida de la Amada
La Amada
16 ¡Mi amado es para mí, 
y yo soy para mi amado, 
que apacienta su rebaño entre los lirios! 
17 Antes que sople la brisa y huyan las sombras 
¡vuelve, amado mío, 
como una gacela, 
o como un ciervo joven,
por las montañas de Beter! 


                                                                     
 FELIZ DÍA DEL LIBRO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario