sábado, 1 de octubre de 2011

MORFEMAS DERIVATIVOS. PALABRAS DERIVADAS.

 MORFEMAS DERIVATIVOS. Palabras DERIVADAS.

Como habéis visto en el apartado anterior, cuando hablamos de la flexión estamos analizando palabras simples, con un solo lexema, que presenta variantes gramaticales.
Veamos en qué consiste la derivación:
1)      Para formar palabras derivadas hay tres procesos: la sufijación, la prefijación y la parasíntesis.
2)      Se denominan AFIJOS: prefijos, sufijos,interfijos a los morfemas que se suman a la raíz o lexema para formar el paradigma derivativo o familia de palabras que se obtiene del proceso de derivación (En el análisis de la palabra decimos directamente la clase: sufijo, prefijo, no el genérico “afijo”).
3)      En algunos libros de texto, encontraréis alternancia en el concepto de derivación y composición, ya que antiguamente se consideraba que los prefijos eran una parte de la composición. La Nueva Gramática considera que los prefijos forman palabras derivadas, no compuestas, en todos los casos. También habréis estudiado infijos e interfijos, pero en esta Gramática se unifican bajo el nombre de interfijos.
4)     La definición tradicional de PARASÍNTESIS es el proceso de formar palabras sumando de modo inseparable derivación (sufijo) + composición (centrocamp-ista, quincenañ-ero= no existe *centrocampo , *quinceaño). Se definía así porque se consideraban compuestas  las palabras formadas con prefijos, pero no es así actualmente: persisten formas verbales actuales que se formaron con prefijo + sufijo añadidos a un adjetivo (es-clar-ecer, a partir del adjetivo “claro”) o a un sustantivo (a-boton-ar, a partir del sustantivo “botón”), y no se consideran compuestas. Quiero comentaros que la gramática actual denomina AFIJO DISCONTINUO   a estos conjuntos “es-ecer”  y “a- ar”, así como otros que veremos en clase. En casi todos lo libros de texto encontraréis la denominación prefijo y sufijo, pero quiero que estéis al día en lo que se considera más correcto y que se irá imponiendo poco a poco en los siguientes textos.
    
5)      La información que aportan los morfemas derivativos.

Al añadir un morfema flexivo a una base léxica, no cambia la clase de palabra ( así, alto,altos; color, colores, cantar, cantamos, siguen siendo adjetivos, nombre o verbos, respectivamente,  sin sufrir cambios en su categoría gramatical), mientras que al añadir el morfema derivativo con frecuencia se altera la clase de palabra, como por ejemplo en fama (sustantivo), fam-oso (adjetivo); cantar(verbo), cant-ante(sustantivo). Sin embargo, es común con el sufijo, pero no suele ocurrir con el prefijo; por ejemplo, “poner, re-poner”, siguen siendo verbos; tampoco el sufijo diminutivo cambia la categoría de la palabra que forma (casa, cas-ita son sustantivos).
En la Gramática de la RAE se aportan estos sufijos y sus respectivos significados, aunque matiza que no siempre se pueden deslindar con claridad. Son estos:
oxid - ante: agente
destornilla - dor: instrumento
tranquil - idad: cualidad, calidad o condición
lava - dero: lugar
negocia – ción: acción
lact – ancia: tiempo
chiquill – ería: conjunto
maz –azo: golpe
Tb. se da el caso de que el sufijo no aporte significado reconocible, como re- en recoger, o –mento en campamento.[1]

Si os habéis fijado en “lactancia”, el lexema es lact- Es la base léxica culta que alterna con “leche”, lo mismo que digit- (digital) es la forma culta de “dedo”, acu- (acuoso),la de agua, o fi- (filial),la de “hijo”. A estas bases léxicas o lexemas cultos se les llama bases supletivas. Nos interesa este término porque los verbos IR y SER tienen raíces supletivas (iré/fui/voy;  seré/fuimos/eras). [2]


[1] RAE: Nueva gramática de la lengua española, Espasa Libros, Madrid,2010, página 8.
[2] Idem, página 9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario