lunes, 28 de noviembre de 2011

COMENTARIO DE TEXTO DE MACHADO

Antonio Machado es nuestro siguiente autor. La guía de lectura la tenéis en una entrada anterior.
Vamos a hacer un pequeño repaso a nuestro sistema de trabajo: 
1. Ya hemos estudiado  el contexto de la obra y el autor en el tema 1 de Literatura. Repasamos.
2. Para el comentario literario, contamos con el resumen de tipos de estrofas y de figuras literarias del Anexo que figura al final del libro. Si tenéis el libro de 1º, viene más desarrollada la métrica y la retórica. Repasamos.
2. Estudiamos la guía de lectura que os di en clase y que también tenéis en la entrada anterior referida a Machado.
3. Comenzamos la lectura de la Antología tratando de identificar en los poemas los rasgos que se destacan en la guía.
4. Comentaremos en clase algunos poemas(ejercicios propuestos). Trataremos de construir un modelo de comentario para los poemas de Machado. 
5. Modelos resueltos...Aclaremos algo antes: Hacer el comentario es el único modo de aprender. En clase iremos aportando datos y redactando comentarios. Tratad de encontrar vuestra propia estructura, vuestro sistema, y, por supuesto, estudiad. Más de lo que soléis hacerlo. El comentario  es el resultado de aplicar en el fragmento que tenemos delante nuestros conocimientos  sobre todas las cuestiones relacionadas con ese texto . No se trata de poner todo lo estudiado, sino de haberlo asimilado tan bien que se puedan seleccionar con precisión aquellos contenidos necesarios para demostrar un profundo conocimiento del tema y una capacidad de relación que permita poner en conexión una obra con los temas de la época, la problemática ideológica y social, el contexto literario y las circunstancias personales y literarias del autor. Es un ejercicio de madurez. Y lo vais haciendo cada vez mejor. 
 No tengo inconveniente en aportaros modelos ya resueltos, siempre y cuando no perdáis la perspectiva de que son comentarios que hizo una persona desde su punto de vista personal, que puede contener afirmaciones muy cuestionables o que pueden ser escasos o, por el contrario, expandirse en temas secundarios que en modo alguno nos interesan a la hora de elaborar un comentario, pues vamos a contar para su realización con un tiempo  reducido. 
De todos modos, y después de hacer estas aclaraciones, creo que el resultado del examen anterior permite concluir que sabéis usar con buen tino la información aportada, de modo que os voy a subir varios modelos de comentario para que comparéis el sistema de análisis.
El comentario 1 es bastante extenso. Subo la página completa porque me han resultado curiosos los comentarios del público: mucha admiración y pequeñas correcciones, aunque otros le corrigen lo básico... Pero es un modelo de análisis "denso" que a algunos puede gustaros. Hay partes que no veo claras ni bien redactadas, pero también podemos aprender identificando lo que no estaría bien. Todo sirve.
                    Comentario 1. "A un olmo seco"
El comentario 2 es más breve (no tengo en cuenta el poema de Rosalía de Castro, que no hay por qué copiar completo para hacer referencia a él; está copiado para que se vea la similitud) Comparad los estilos, a ver qué se asemeja más a lo que podéis hacer. 
                    Comentario 2. "Yo voy soñando caminos."
(Tomad de cada uno lo que os sea útil).

Como ya he dicho, confío en vuestro criterio a la hora de manejar la información que se os aporta. Espero que ahora contéis con más tiempo para revisar los contenidos y que este último comentario de la evaluación os resulte asequible a todos y a todas.
En las próximas entradas iremos recogiendo nuestros propios comentarios de los poemas que seleccionemos  en clase.

 Buena lectura.


Campos de Soria, con el Moncayo al fondo.
                     
            ¿Quién cuestionó  en clase el "Moncayo azul"? Todo depende de la luz... o el color con que se mire. El poeta interpreta la realidad que mira y le suma sus emociones. Quien lee tiene que poner un poco de emoción de su parte para poder comprender cómo lo vio y cómo lo sintió el poeta. Ese es el recuerdo que guardó Machado, el Moncayo azul.
Todos estamos llenos de emociones, forman parte de nosotros, nos hacen ser quienes somos. Y si sois muy realistas y queréis ver las cosas tal como son, mirad las montañas a lo lejos al atardecer y considerad el color que predomina ¿ni rastro del azul? Haced la prueba. Y si hacéis una fotografía, podéis convenceros o convencerme. Veamos estas fotografías del Moncayo:
 
  ... azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario